: 910 289 476
info@redesconsultoria.com
 

Diagnostico y Elaboración del Plan de Igualdad

Todas las empresas están obligadas a evitar la discriminación por razón de sexo. La ley orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, nos señalaba que las empresas de más de 250 empleados/as deben, para cumplir con la Ley de Igualdad, estudiar sus organizaciones, detectar posibles discriminaciones, y poner en marcha las medidas necesarias para reducirlas o evitarlas, que estarán recogidas en un Plan de Igualdad.

El 7 de marzo de 2019 se aprueba el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, que amplia la anterior ley orgánica, obligando a las empresas de más de 50 trabajadores a disponer de un Plan de Igualdad y  que además introduce varias novedades importantes:

  • Las empresas de más de ciento cincuenta personas trabajadoras y hasta doscientas cincuenta personas trabajadoras contarán con un periodo de un año para la aprobación de sus planes de igualdad.
  • Las empresas de más de cien y hasta ciento cincuenta personas trabajadoras, dispondrán de un periodo de dos años para la aprobación de sus planes de igualdad.
  • Las empresas de cincuenta a cien personas trabajadoras dispondrán de un periodo de tres años para la aprobación de los planes de igualdad.

Estos periodos de transitoriedad se computarán desde la publicación del Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, en el “Boletín Oficial del Estado”.

Estos planes de igualdad deberán contener un conjunto ordenado de medidas evaluables dirigidas a remover los obstáculos que impiden o dificultan la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Con carácter previo se elaborará un diagnóstico negociado, en su caso, con la representación legal de las personas trabajadoras, que contendrá al menos las siguientes materias:

a) Proceso de selección y contratación.

b) Clasificación profesional.

c) Formación.

d) Promoción profesional.

e) Condiciones de trabajo, incluida la auditoría salarial entre mujeres y hombres.

f) Ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral.

g) Infrarrepresentación femenina.

h) Retribuciones.

i) Prevención del acoso sexual y por razón de sexo.

La elaboración del diagnóstico se realizará en el seno de la Comisión Negociadora del Plan de Igualdad, para lo cual, la dirección de la empresa facilitará todos los datos e información necesaria para elaborar el mismo en relación con las materias enumeradas en este apartado.

Es importante señalar la creación de un Registro de Planes de Igualdad de las Empresas, como parte de los Registros de convenios y acuerdos colectivos de trabajo dependientes de la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y de las Autoridades Laborales de las Comunidades Autónomas.

Las empresas están obligadas a inscribir sus planes de igualdad en el citado registro, para su posterior revisión en caso de inspección.

 

Imagen relacionada

 

Para llevar a cabo un Plan de Igualdad, se establecen dos fases bien diferenciadas:

Fase I: Diagnóstico de situación

El primer paso es estudiar la estructura organizativa de la empresa con el objetivo de saber el grado de cumplimentación del principio de igualdad, mediante un diagnóstico de situación.

Con el diagnóstico se identifican los aspectos en los que la organización debe mejorar para dar cumplimiento al principio de igualdad.

Fase II: Elaboración del Plan

Posteriormente, y a partir de estas áreas de mejora, se diseña el Plan de Igualdad, que es una herramienta estratégica destinada a alcanzar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en la empresa y eliminar las discriminaciones por razón de sexo.

En el Plan de Igualdad se recogen las medidas que favorecen la incorporación, la permanencia y el desarrollo de las personas con el objetivo de lograr una participación equilibrada entre mujeres y hombres en todos los niveles de la organización empresarial.

 

1. DIAGNÓSTICO DE LA SITUACIÓN DE PARTIDA

Para elaborar e implantar correctamente un Plan de Igualdad de Oportunidades, es necesaria la realización previa de un diagnóstico de situación en profundidad, que incluya tanto datos cuantitativos, como cualitativos:

-Determinación de los datos necesarios para la elaboración del diagnóstico.
-Asesoramiento sobre la mejor manera de obtenerlos.
-Revisión y análisis de los datos cuantitativos recopilados por la Empresa.
-Obtención, mediante el método más adecuado, de los datos cualitativos.

Tras la recogida de información, se elabora el informe de diagnóstico, donde se resumirán los datos analizados y se obtendrá las conclusiones de los mismos.

Tipo de datos:

-Datos cuantitativos
-Información cualitativa

Áreas de estudio:

-Estructura de la plantilla
-Selección
-Promoción
-Formación
-Retribución
-Conciliación
-Salud laboral/acoso
-Cultura organizacional
-Comunicación

La información que deberá aportar la empresa, y que resulta necesaria para la realización del diagnóstico de igualdad es:

  • Datos Generales de la empresa: Plantilla desagregada por sexo y porcentaje de plantilla con contrato fijo o indefinido.
  • Datos generales de la Representación Legal de los Trabajadores: Representación legal de la plantilla, distribución por edades, por categorías profesionales. Sindicatos con representación.
  • Datos específicos de la plantilla: Distribución por edades, tipo de contrato, antigüedad, departamentos y nivel jerárquico, categorías profesionales, estudios, bandas salariales, horas semanales de trabajo, turnos de trabajo.
  • Datos sobre movimientos de personal: Incorporaciones y bajas, por tipo de contrato, por categorías profesionales, por años, por edad.
  • Datos sobre responsabilidades familiares de la plantilla: Número de hijos/as, edades, discapacidad, personas dependientes, etc.
  • Datos sobre promoción y formación: Personal que ha promocionado en los últimos años, desagregado por sexos, personal que se ha formado en los últimos años, etc.
  • Convenio Colectivo
  • Organigrama de la empresa. 
  • Copias de la documentación general utilizada para la información de la plantilla: comunicados, letreros, tarjetas de visita…
  • Selección: Modelos de solicitud de ingreso en la empresa, anuncios publicados, ofertas de empleo, guion de entrevistas, pruebas selectivas…
  • Formación: Cuestionario de detección de necesidades formativas, plan de formación del último año, programas de los cursos impartidos…
  • Promoción: Planes de carrera y otra documentación que utilicen para estos procesos.
  • Política salarial: Documentación donde se recojan los criterios de distribución de incentivos y otros beneficios.
  • Ordenación del tiempo de trabajo: Documentación donde se establezca la regulación de los mecanismos para facilitar la conciliación entre la vida laboral, y personal.
  • Comunicación: Documentación relativa a los procedimientos utilizados para la comunicación dentro y fuera de la empresa.

Para los trabajos de diagnóstico, elaboración e implementación del Plan de Igualdad, deberá constituirse un Equipo de Trabajo que, entre otros, debe estar integrado por personas con poder de decisión en la empresa. Este Equipo será el encargado de aprobar las sucesivas fases de diseño y elaboración del Plan de Igualdad.

Las conclusiones obtenidas en la fase de diagnóstico deberán ser aprobadas por el Equipo de Trabajo antes de pasar a la elaboración del Plan.

 

2. ELABORACIÓN DEL PLAN DE IGUALDAD

En función de los datos obtenidos en la fase anterior y aprobados por el Equipo de Trabajo, se procederá a la elaboración del Plan de Igualdad, de acuerdo con los siguientes hitos:

-Elaboración del borrador de medidas a incluir en el Plan.
-Selección de medidas a incluir en el Plan.
-Elaboración del borrador del Plan de Igualdad.
-Presentación del borrador del Plan.
-Elaboración del Plan de Igualdad definitivo.

Determinación de las acciones concretas a llevar a cabo.

Se deberá proponer para cada eje de actuación y área de mejora identificada, aquellas acciones concretas que permitirán mejorar la situación de igualdad en la empresa, mediante:

-La corrección de los desequilibrios detectados.
-La adopción de acciones de discriminación positiva para corregir discriminaciones históricas.
-La prevención de futuras desigualdades que puedan surgir como consecuencia de discriminaciones directas o indirectas.
-La garantía de la aplicación del principio de igualdad en todos los procesos de la empresa.

Cada una de las propuestas de mejora se presentará y será debatida en el seno del Equipo de Trabajo, debiendo ser aprobada o rechazada por éste, antes de pasar a los siguientes hitos.

Finalmente el documento resultante con diagnostico, medidas a adoptar y calendario de ejecución deberá ser presentado en el Registro habilitado por el Ministerio de Trabajo para su posterior verificación en caso de inspección.